sábado, febrero 17, 2007

I Will Learn To Survive

But I Won't Cry For Yesterday




El himno de mis horas depresivas. Pocas canciones pueden alcanzar un punto tan extremamente nostálgico y melancólico como esta.


En mi gusto musical, esta canción realmente marca un punto de inflexión, ya que hasta su año de publicación, 1993, yo rehusaba a escuchar cosas lentas, trágicas, etc. No iban para nada con mi estilo. Supongo que a los 11 años te das cuenta que el mundo no es todo flores, y te decepcionas, y el niño empieza a morirse en tu interior. Te das cuenta del mundo de verdad, el mundo ordinario.


El toque melancólico se encuentra en toda la musicalización: la guitarra acústica, el devastador solo en la guitarra eléctrica, el ceremonial bajo, los contundentes golpes al redoblante, mucha melancolía en el teclado; todo eso en un tempo que tiene en su lentitud el deleite de esta canción. La aguda voz de Simon LeBon colabora mucho en introducir en un ambiente cada vez más angustioso, sobre todo en los falsette de los versos finales... simplemente desgarrador.


Si vamos a la letra, habla mucho del desengaño especialemnte amoroso Still I can't escape the ghost of you . Desde mi punto de vista, insisto, trata mucho del desencanto de abrir los ojos, de lo que creías bueno, realmente no lo era así Where is the life that I recognize? Gone away . Y que a veces la madurez llega a patadas... y que las cuestiones que hacen un nudo en tu cabeza pueden realmente llegar a ser mínimas a lado de los problemas realmente graves que hay alrededor Ooh, here besides the news Of holy war and holy need Ours is just a little sorrowed talk.


Lógicamente el coro tiene la idea central del dilema presntado en esta gran canción:


But I won't cry for yesterday

There's an ordinary world

Somehow I have to find

And as I try to make my way

To the ordinary world

I will learn to survive


Y si... en la vida toca sacudirse el polvo, volver a incorporarse, tal vez lanzar una grosería al aire y seguir... y seguir porque nada se consigue lamentándose en el suelo, te seguirán pisando desde ahí. La madurez es aprender a sobrevivir


What has happened to it all?


La vida a veces sorprende y de forma fea... yo muchas veces hallé consuelo en esta oda trágica que acompañó en las partes más duras del pedregoso camino, aunque si algo me enseñó es que no debo llorar por el ayer...

3 comentarios:

Red Wine...... dijo...

La pubertad patea mas que cualquier cosa, madurar duele, dejar atras la inocencia de ser ninio, creerse invencible. Ese dejar de creer en un mundo tan bacan como el infantil desgarra una parte del cuerpo y es completamente doloroso, pero nunca mas vuelvas a llorar no conmigo, no mirando en el ayer solo en el presente y en el chance de hacerlo diferente ;)

pollynina dijo...

Buena cancion la verdad, aunque antes lo le habia puesto mucha antencion, antes no sabia que Duran Duran no era tu grupo de pop ordinario.
Las penurias que tienes que pasar para crecer talvez son malas, horribles, traumatizantes. Lo raro esque, despues que tienes problemas de adulto, quisieras tener problemas de adolencente... Pero ese tiempo ya paso, pero igual te hicieron la persona que eres ahora.

pollynina dijo...

Dime porque hoy cuando estaba comprando un cuaderno en la super tienda de utiles de oficina (Staples) tocaron esa cancion justo cuando encontre mi cuaderno aka the ultimate notebook? Bingo! (Si no me entiendes, el cuaderno es para seguir haciendo mi libro de letras de canciones). Esa va a ser la primera cancion en el libro numero II!