domingo, abril 01, 2007

Depresión Dominical


Clásico y habitual fenómeno que ha atacado al Edd desde el principio de su existencia, situación que ahora es ya aceptada por mí, pero que usualmente me ha traído muchos problemas, a la vez que sustos a mis amigos.


El caso es que aprovechando que es este infausto día, me pondré a analizar qué es lo que motiva a mis bajones dominicales. Remontémonos a la infancia, desde enano yo odiaba ir a la escuela (y eso que era buen alumno), pero el maldito hecho de ponerme un uniforme y que me digan qué hacer y que no (incluyendo el aprender) me ponía de muy mal humor. Así que el domingo era una antesala de retorno a clases que me molestaba


Vamos a la adolescencia donde el solo hecho de saber que se venía el lunes me daba dolor de cabeza (si se fijan en mi perfil, no me gustaba nadita el colegio). Lo mismo se repetía en mis "años economistas".


Bueno, la explicación psicológica está ahí: el trauma de los años de crecimiento. Pero supongo que puede llegar más allá, y es que ciertamente soy un tipo compulsivamente auto-crítico y supongo que el último día de la semana es momneto preciso para hacer una evaluación, la cual no suele ser buena insisto, debido a mi compulsividad.


Toda esta fanesca de cosas (aprovechando la semana santa) me hacen pensar que efectivamente este asunto de la depresión dominical debo tomarla con la tranquilidad de que es una cosa tan innata en mí como la miopía y ya ni modo... y que no tiene nada que ver con los resultados del fútbol, pues gane o pierda El Nacional, siempre estaré molesto los domingos, molesto conmigo mismo.

5 comentarios:

LA Gaby dijo...

Yo odio los domingos también... Bennedetti (un escritor que se debe superar en las sabias palabras de la profe más sepsi que tenemos) decía que si el escogiera un día para suicidarse sería el domingo... Así que queridísimo Ed, ud. no está solo en estos días de ruina existencial que solo traen los domingos... Como que somos un montón los que odiamos ese último y corto día de relax que nos lleva al primer día de regreso a la monotonía...

Un abrazo!

Red Wine...... dijo...

El domingo marca el fin, y el fin de todas las cosas asutan. No hay nada bueno en la Tv lo que nos obliga a filosofar (jaja)... COnociendote si, es un martirio los dias de autocritica (cumpleanios, etc)... A mi me mata la desolacion que hay los domingos, no hay ni un alma... Parece el fin del mundo nooooo! ya me puse apocaliptica!

pollynina dijo...

El calendario gringo no empieza con el lunes, sino con el domingo, cual la verdad no tiene ninguna logica porque igual le dicen "weekend" [fin de semana].

Pero igual pasa, las calles desoladas, todo vacio, excepto talvez un partido de baseball, asi que tampoco hay nada que hacer. La verdad lo mejor que se puede hacer es dormir, dormir y dormir todo el dia. Como digo yo, igualarte de todas las desveladas de la semana.

X-Man dijo...

a mi en cambio los domingos transcurren taaaaaaan despacio... paso en pijama hasta las 11 (si es q esa no es la hora a la q me levanto...), me mudo de la cama al sillon del living (osea, a dormir pero con la tele grande encendida), viendo los partidos de la Premier, (mi futbol favorito despues de la Champions y el Mundial)... De ahi a almorzar donde sea (menos en mi casita xq ahi no se cocina nunca...), pa despues en la tarde seguir durmiendo... Luego hacer deberes y x la noche irme al cine del San Luis y finalizar el dia con una buena pelicula... Creo q soy de los que vemos el vaso medio lleno, cierto???? jajajajajajaja

Red Wine...... dijo...

Veee el Andresin Salgado!