martes, julio 24, 2007

El Exiliado


Llevo tantas horas en este avión, mirando hacia el interminable Pacífico, estoy tanto tiempo sin abrir la boca, ¡bueno eso es tan típico en mí!, lo preocupante es aquella cancioncita que desde hace ya buen rato me encuentro tarareando:

No vuelvas, no vuelvas sin razón…

¿Por qué mi inconsciente me juega esta mala pasada?, ¡ si estoy feliz de volver a mi Patria!, ya cayó la dictadura, veré de nuevo a mi familia, mis amigos; o sea, Auckland es maravillosa, pero no se compara con mi ciudad… ¡bah, qué ciudad!, el desorden, el caos, el olorcito ese insoportable…

No vuelvas, no vuelvas sin razón...

Bueno, ese terrible lugar es mi hogar, tan peculiar, pintoresco. Como decía, ahí está mi familia, familia a la que no he visto en años, ¿ se acordarán mis hijos de mí?, los tuve que dejar tan pequeños a los pobres; ¿ mi mujer?, hace rato que ya no respondía con emoción mis llamadas, ni devolvía los e-mails. Mi mamá, mi abuela… no pude ni asistir a sus funerales...


Y cuando el mundo enmudece, y las promesas engañan...

Me esperan mis amigos, ¿cuáles?, ¿los que me negaron por miedo a ser reprimidos por el gobierno?, no les culpo. Pero, siempre “ausentes” en el Messenger, ni un e-mail … y de no ser por el Hi5 no sabría de sus chismes (¡qué chistoso que se hayan casado el Pepín y la Anita!), yo creo que la han pasado bastante bien sin mí; bajo el yugo un régimen de facto (si pues, a ellos no les importaba si Tom Cruise o el Chavo del Ocho estén en el poder)

De las historias pasadas, ya no me aturde saber...

No sé a cuál hogar entonces estoy “regresando”, me voy a encontrar con algo totalmente desconocido, me estoy nuevamente exiliando, pero esta vez sin razón. ¡para qué me estoy iendo!, allá tenía todo, bueno no tenía familia y ¡qué voy a comparar a estos flemáticos neo zelandeses con mis ... "panas"!, pero estoy adaptado, no podré regresar a la selva del tercer mundo, donde ya nadie me conoce, donde mi ausencia no pesó mucho. Está decidido, donde haga escala el avión, tomaré uno de regreso a Auckland. Esta será una noche larga.

Yo estaré a un millón de años luz de casa…


Inspiración: Un millón de años luz - Soda Stereo

3 comentarios:

Ajelo dijo...

buena está la historia, se parece también a una película que recién vi que se llamaba cinema paraiso, en donde le dicen a un chamo que nunca regrese a su pueblo natal.....

Red Wine...... dijo...

La unica diferencia con Cinema Paradiso es que vos no quieres regresar, nadie te lo dijo... Algún rato nos escaparemos para hacer la entrada triunfal tipo Bono en cierto aereopuerto de cierta ciudad.

Además está bacan la historia, me gustó mucho amore.

Roman Nekulturniy dijo...

está bien, pero en el último párrafo dice "para qué me estoy iendo", y es "yendo"... y el "esta" de "esta será una noche larga" debe ir con tilde... hay un par de cosas más, pero son parte de tu estilo... y cómo así la corrección, ve? (después borra este mensaje)