miércoles, octubre 21, 2009

La vida es joda ... firma el Gallo Claudio


Dentro de la infinita gama de personajes antropomorfos que nos ha desplegado la Looney Tunes durante décadas, tenemos algunos héroes y villanos, ya de la simpatía por los segundos, había hablado tiempo atrás.

Sin embargo, tenemos un personaje particular, el cual no se lo podría catalogar como héroe o villano,tal vez sería un anti-héroe (y hasta un pionero), un personaje totalmente cáustico y de hecho uno de mis favoritos de aquella zaga animada. El Gallo Claudio es un tipo peculiar en la Looney Tunes.

Podríamos expresar que "Foghorn Leghorn" (su nombre gringo), de hecho podría ser hasta más latino que Speedy González (ratón detestable). Porque sobrevive a base de tretas y engaños en una malsana combinación de todología y holgazanería, tal como lo hacemos, al menos el 60% de los habitantes de latinoamérica. No es de a gratis que tantas veces le tilden de "bueno para nada". Al menos sus tretas sirven generamente para deshacerse por las buenas, del ridículo pero de todas formas peligroso Gavilán Pollero.

Lo más malsano del Gallo Claudio son sus diversiones entre las que está: corromper a un pequeño niño genio y gastarle bromas a un perro neurótico, tal vez hay veces (y muchas) que recibe su lección, pero a este personaje de enorme pico sonriente, ni Chuck Norris le quita lo bailado.

Ahí va una de las clásicas...



2 comentarios:

GuAmBrA LoCo dijo...

ja ja ja..!!! esa es.!!1 no se como llegue aca pero me sacaste carcajadas

Estertor dijo...

ese gabilan pollero es un chuchas